Trasplante de mano comparado con prótesis

Functional and Psychosocial Outcomes of Hand Transplantation Compared with Prosthetic Fitting in Below-Elbow Amputees: A Multicenter Cohort Study.

 

Fuente
Este artículo es originalmente publicado en:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27589057

http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0162507

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5010226/

http://www.anatomia-fisioterapia.es/57-systems/various/2067-trasplante-de-mano-comparado-con-protesis

De:

Salminger S1,2, Sturma A2,3, Roche AD2, Hruby LA2,3, Paternostro-Sluga T4,3, Kumnig M5, Ninkovic M6, Pierer G7, Schneeberger S8, Gabl M9, Chelmonski A10, Jablecki J10,11, Aszmann OC1,2.

 

PLoS One. 2016 Sep 2;11(9):e0162507. doi: 10.1371/journal.pone.0162507. eCollection 2016.

 

Todos los derechos reservados para:

Este estudio tuvo como propósito comparar objetivamente el uso de prótesis de miembro superior con el trasplante de mano. Todos los participantes que se sometieron a un trasplante experimentaron un episodio agudo de rechazo al menos una vez, y el tratamiento de este rechazo causa varios efectos secundarios. A pesar de esto, los niveles de calidad de vida para los receptores de trasplante fueron mayores que los usuarios de prótesis.

Perder una mano te cambia la vida; la ciencia y la tecnología han intentado durante años mejorar este problema con diferentes maneras de reemplazar el miembro perdido.

El primer aloinjerto se realizó en 1964 pero fue rechazado por el cuerpo del receptor: el primer trasplante exitoso, en 1998, fue rechazado en los primeros dos años y medio cuando el receptor no fue capaz de mantener el régimeninmunosupresivo.

Paralelo a este desarrollo, las prótesis mioeléctricas han avanzado de gran manera. Muchas prótesis modernas permiten un control intuitivo y movimientos finos. Sin embargo, las actividades relacionadas con el aseo son todavía una limitación común en las capacidades de la prótesis.

Para comparar las dos opciones, los participantes fueron medidos en su funcionalidad global del brazo y la satisfacción en la calidad de vida. Aunque hay muchas creencias sobre las limitaciones de las prótesis actuales, los resultados en la funcionalidad no mostraron diferencias significativas. El continuo régimen de inmunosupresivos es indispensable para evitar el rechazo, pero puede hacer al individuo vulnerable a infección, etc.

¿Quieres leer en mayor profundidad sobre este tema? ¡Echa un vistazo a este interesante artículo que fue publicado en The Lancet!

¿Qué opción elegirías?

> De: Salminger et al., PLoS One 11 (2016) e0162507. Todos los derechos reservados: The Author(s). Pincha aquí para acceder al resumen de Pubmed.. Traducido por Ivan Vivo.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: