Diagnóstico por imágenes de las lesiones traumáticas y no traumáticas del plexo braquial

Fuente:
http://www.elhospital.com/temas/Diagnostico-por-imagenes-de-las-lesiones-traumaticas-y-no-traumaticas-del-plexo-braquial+8054946

Diagnóstico por imágenes de las lesiones traumáticas y no traumáticas del plexo braquial

Marzo de 2007

Mónica Vallejo, MD

El plexo braquial se afecta por diferentes patologías como tumores, fibrosis por radiación o trauma. La mayoría de los casos se deben a lesiones traumáticas.

Introducción
El plexo braquial es una estructura neural mayor, que provee inervación motora y sensitiva a la extremidad superior. Es altamente vulnerable al trauma, debido a su localización superficial y a su posición entre dos estructuras con gran rango de movilidad, el cuello y el brazo. También puede estar comprometido por lesiones de estructuras vecinas, como el pulmón, los tejidos blandos del tórax, vasos y huesos [1].
El plexo braquial puede verse afectado a cualquier nivel por diferentes tipos de patologías, como tumores primarios o secundarios, fibrosis por radiación o trauma. Las lesiones traumáticas corresponden a la mayoría de los casos.
El propósito de este artículo es describir la anatomía y fisiopatología de las lesiones más frecuentes que afectan el plexo braquial, así como sus hallazgos en las imágenes diagnósticas, mielografía, mielografía-TAC (mieloTAC) y resonancia magnética (RM). Se plantea una aproximación diagnóstica imaginológica práctica en la evaluación y seguimiento de estas patologías.
Anatomía del plexo braquial
Los nervios espinales se derivan de raicillas ventrales (motoras) y dorsales, a partir de la médula, y emergen a nivel del foramen intervertebral. La división anterior de los nervios espinales de C5 a T1, con una contribución variable de C4, originan las raíces del plexo braquial, las cuales cursan entre los músculos escálenos anteriores y medios, en proximidad a la arteria subclavia. Las raíces se combinan para formar tres troncos principales, uno superior (C5-C6), uno medio (C7) y otro inferior (C8-T1) (figura 1) [3]. Cada tronco origina dos divisiones; la combinación de las divisiones anterior y posterior de los troncos principales forma tres cordones, los cuales son nombrados acorde con la relación anatómica con la arteria axilar (lateral, posterior y medial). Finalmente, los cordones se dividen en las diferentes ramas terminales segmentarias, que proveen inervación motora y sensitiva a la extremidad superior (figuras 2 3) [1, 2, 3].
Lesiones traumáticas del plexo braquial
Afectan principalmente a personas jóvenes, y los accidentes de tránsito, en especial los relacionados con motocicletas, son la causa más frecuente de la avulsión traumática de las raíces nerviosas [4].
El papel fundamental de las imágenes diagnósticas es realizar una evaluación precisa de la localización y la extensión de la lesión, con el fin de clasificarla como intra o extrarraquídea, pre o postganglionar, ya que de esto depende el pronóstico y el tratamiento quirúrgico del paciente [2, 4].
El concepto avulsión de la raíz a nivel intrarraquídeo se refiere a la avulsión desde la médula espinal, con ruptura de las raíces antes del nivel del foramen de conjugación. Cualquier lesión distal a esta zona se define como trauma extrarraquídeo [2].

The Classification of Peripheral Nerve Injuries y Current Concepts in BPI Part 2: The Classification of Peripheral Nerve Injury

Publicado el 1/03/2014
Accurate classification of peripheral nerve injury is important to identify those injuries that require surgical intervention. Early surgery improves the outcome from peripheral nerve injury

Current Concepts in BPI Part 2: The Classification of Peripheral Nerve Injury


Publicado el 1/03/2014

How do we decide on the severity of a nerve injury and therefore the need for surgery? This talk classifies nerve injuries based on current understanding of nerve physiology and recovery from injury. Later talks demonstrate how this knowledge may be used to aid clinical assessment and examination.

A %d blogueros les gusta esto: